Calle 50 N° 71 - 200 Ofic. 102 Edificio Bolerama

SECTOR ALIMENTOS

 

El sector de alimentos es bastante amplio y posee una serie de subsectores cada uno con un mercado diferente y un modelo de producción y venta que exige entregas diarias o en muchos casos por horas, esto debido a las características del producto que al ser perecedero, o al tener que ser consumido de una forma rápida luego de haber interrumpido la cadena de frio, requiere condiciones especiales de control.

Por lo general se requiere para el almacenaje de las materias primas, producto en proceso y producto terminado, sistemas de refrigeración que controlen la cadena de frio en todas las etapas; en algunos casos donde esta condición aplica parcialmente como son las panaderías, los productos deberán llevar conservantes y se exige un alto control sobre las fechas de vencimiento para no quedar con producto en obsolescencia y que deberá ser destruido; para todos los casos se requiere control por lotes y control de fechas de caducidad.

Dentro de los principales problemas que se presentan en este tipo de empresas, es el control de inventarios pues al manejar la cadena de frio, mucho de los productos presentan sobre peso por el hielo que los cubre generan altos pesajes de “Tara”, la dificultad de leer el tipo de MP con el lector, y la velocidad de procesamiento que en muchos casos deberá ser para el mismo día obligando a realizar todos los controles de forma ágil antes de la entrega del producto final. 

 

SYNCRONIZA en su demo da a conocer una planta de producción de embutidos, donde el proceso de producción inicia con los pedidos que se reciben al inicio de la jornada y entran a listarse de acuerdo a la organización del flujo productivo, cada etapa se encuentra programada y asignada a operarios específicos que se encargan de leer las ordenes y proceder a su producción; aunque la presentación final del pedido puede ser en diferentes tipos, unidad, paquete por 10 unidades (250 gr), paquete por 20 unidades (500 gr) o paquete por 4 unidades (1000 gr), el sistema compila las diferentes presentaciones, programa la cantidad en gr de cada componente, procede a producir el volumen total en gramos y por ultimo genera las órdenes para que sea empacado cada conjunto de paquetes de acuerdo a los requerimientos de empaque del día; en otras palabras posee un control de los niveles de inventario basados en la demanda que ocurre de forma diaria y calcula los requerimientos necesarios de forma continua; las ordenes generadas por el sistema se van listando como tareas en la pantalla o panel (según sea el medio utilizado) y estas se van produciendo en la cadena productiva, todo el proceso de producción sucede basado en los pedidos y las materias primas se suplen tomando como referente el tiempo de abastecimiento de los proveedores y el tiempo de proceso (no mayor a un día), solo se produce lo que se está demandando con el fin de evitar desechar productos; adicional se hace control de lotes al ingreso de las materias primas, durante y al final del proceso para cumplir la norma de primeras en entrar y primeras en salir (FIFO) y el control de fechas de caducidad. Para el caso del sector de Alimentos la producción es lineal y muchos de los casos es bajo un sistema continuo, los ingredientes ingresan por lo general al inicio del proceso y los de empaque en su etapa final.